Mermelada de Vino Tinto y Uvas especiadas

mermelada vino tinto y uvas 6

Canapés con mucho glamour, carnes asadas con un toque diferente…¡¡Ha llegado el momento de abrir esos tarros tan cuquis y acompañar los deliciosos quesos y patés que, en estas fechas navideñas, tenemos en la nevera!!

Hace ya algún tiempo preparé esta rica mermelada y ayer la disfrutamos de lo lindo!!

He pensado que tenía que compartirla con vosotros ahora, pues estos días de celebración a casi todo el mundo le quedan restos de buen vino en las botellas, pues vamos a provecharlos!!

Esta receta se puede hacer con cualquier fruta y vino tinto (buenecito), así que no tenéis excusa. Unas frutas bien maduras, “un culillo” de buen vino, un puñaico de especias y tendréis una mermelada para sorprender, compartir y disfrutar!!

Mi amigo Salvador Flores me regaló unos racimos de uvas negras (demasiado maduras para venderlas en su puesto de frutas) hace un tiempo. Salvador es un encanto de persona, siempre tiene detalles conmigo y yo se lo agradezco, nada me hace más feliz!!… que me regalen cosas que entren en la cocina de casa…me encanta!!

He utilizado una botella de vino tinto de las que mi amiga Nuria, propietaria de las Bodegas Palenzuela, me regaló. Os tengo que decir que son unos caldos de una calidad excelente, están elaborados con uvas que provienen de viñedos propios situados a más de 1000 metros de altitud, recibiendo las influencias climatológicas de la cara oculta de Sierra Nevada. Esto hace que sus vinos tengan un carácter propio, ya que toda la vendimia es mimada cosechada y seleccionada por la propia familia. bodegaspalenzuelagarcia.es/

¡¡Producto andaluz, oiga!!
Elaboración
  1. Lavar, partir por la mitad y quitar las semillas de las uvas
  2. Pelar y trocear la pera
  3. Pelar y trocear la calabaza (opcional)
  4. Poner en una olla todo junto con una muñequilla con las especias, el zumo de limón y el vino tinto.
  5. Dejar cocer a fuego lento hasta que se ablande todo, ir aplastando y removiendo constantemente.
  6. Añadir el azúcar y seguir removiendo, mantener un fuego moderado, que no alcance más de 100º grados de temperatura.
  7. De vez en cuando ir comprobando la textura con la ayuda de un plato que habremos metido previamente en el congelador.
  8. Cuando esté a nuestro gusto, retirar la muñequilla con las especias. Si queremos jalea, colar con un chino un poco del líquido resultante.
  9. Batir ligeramente el resto si no queremos encontrar pedacitos y guardar en tarros previamente esterilizados.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s